b_450_0_16777215_00_images_2016_e_vacuancin3-min.jpgEl cambio se da en el marco de la Fase Final para la Erradicación de la Poliomielitis a nivel global. Desde ahora el esquema contra la polio del Calendario Nacional de Vacunación constará de un esquema con dos dosis inyectables y tres orales.

Misiones en materia de salud pública marca hoy un hito en la historia con el retiro, de manera segura de la cadena de frío, de las vacunas Sabín trivalentes de todos los vacunatorios para su destrucción total. En un acto simbólico realizado en el vacunatorio del Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga, el Gobernador de Misiones, Lic. Hugo Passalacqua aplicó hoy la última vacuna Sabín trivalente a una niña de 18 meses de edad. De esta manera, quedó plasmado el retiro de las vacunas Sabín trivalente para dar paso a la nueva vacuna Sabín Bivalente.

En Misiones unos 30.000 niños serán los que reciban este año la nueva vacuna.

Acompañaron al mandatario provincial el Ministro de Salud Pública de Misiones, Dr. Walter Villalba, los Subsecretarios de Salud, Dr. Germán Bezus, de Atención Primaria y Salud Ambiental, Dr. Martín Cesino, la Jefa de Inmunizaciones de la cartera provincial, Lic. Blanca Duarte, directores de hospitales, diputados provinciales, personal de inmunizaciones y promotores de salud.

Al respecto, el gobernador expresó “es realmente emocionante poder asistir a un momento que hace a la salud pública tan importante porque fue mi generación la última grande que sufrió la epidemia de la polio. Y realmente que hoy estemos libre de polio, que podamos decir ´Chau Polio´ me parece un acto donde la ciencia aplicada hace su gran contribución. Felicito y agradezco a todo el personal de Salud: Pública enfermeros, médicos, al que cuida las vacunas”.

Y agregó “A las madres, convocarlas para que vengan a hacer vacunar a los chicos porque si no esto no tiene sentido, esto es gratuito”.

El Ministro de Salud Pública, Dr. Walter Villalba resaltó que “hoy Misiones, al igual que todo el país está viviendo un hecho histórico en materia de salud pública, se inicia la última fase de planificación para la erradicación de la poliomielitis. Estamos eliminando el tipo 2 de la poliomielitis, es un gran paso a la erradicación final de esta enfermedad, que la OMS estima que será entre el 2019- y 2020”.

La Jefa de Inmunizaciones, Lic. Blanca Duarte, remarcó el hecho como importante e histórico, “porque hoy se destruye uno de los polivirus de la poliomielitis, que es el dos. Desde 1999 no hay circulación y para evitar el riego de una introducción del virus se ha eliminado el polivirus 2, dejando los polivirus 1 y 3; y la idea es que para 2019-2020, que erradicar finalmente, como la viruela, la enfermedad poliomielitis”.

Se trata de un paso clave para la erradicación de la poliomielitis, que va camino de convertirse en el segundo mal (tras la viruela) en ser erradicado gracias a las vacunas. La masiva operación requiere un enorme esfuerzo logístico para el que los países llevan más de un año preparándose.

Este cambio consiste en el retiro de las vacunas contra polio orales para 2018 comenzando en forma gradual con el componente polio 2 de la vacuna. Unos 123 países, entre ellos Argentina, deja desde hoy de aplicar la vacuna Sabín que utilizamos en la actualidad, que es trivalente y contiene los poliovirus tipo 1, 2 y 3 para sustituirla por un esquema secuencial que consistirá en dos dosis de vacuna inactivada (IPV o Salk, trivalente, inyectable) y tres dosis de vacuna a virus vivo y atenuado (OPV o Sabin, bivalente, que contienen los poliovirus 1 y 3, vía oral). Este esquema ofrecerá protección contra la enfermedad y permitirá que el mundo se encamine hacia la fase final para la erradicación de la poliomielitis a nivel global.

Este cambio (switch) de vacuna oral trivalente contra la poliomielitis (tOPV) a vacuna oral bivalente (bOPV) se realizará en forma sincronizada a nivel mundial, y forma parte de la Fase Final para la Erradicación de la poliomielitis 2013-2018, estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene como objetivo un mundo libre de poliomielitis para 2018.

La razón es que la vacuna oral actual, que ha servido para eliminar la polio en la mayor parte del mundo, tiene un riesgo: puede provocar nuevos casos de la enfermedad.

En raras ocasiones, en comunidades con poca cobertura, los virus debilitados que contiene la vacuna pueden mutar y causar nuevos casos de polio paralizante.

En los casos que se han detectado de este problema (750 en 12 años en todo el mundo), muchos fueron causados por esta cepa del tipo 2.

Por eso, eliminando el serotipo 2 de las vacunas, se elimina una parte importante del riesgo al tiempo que se aumenta la protección contra las dos cepas que todavía circulan de la enfermedad.

El año pasado hubo 74 casos de polio en todo el mundo, de los cuales 24 fueron causados por el virus tipo 2 derivado de la vacunación, según datos de la Iniciativa Global de Erradicación de la Polio.

Nueva vacuna, nuevo esquema

A partir del lunes, todos los padres que lleven a vacunar a sus hijos contra la poliomielitis, se les aplicará un nuevo esquema de vacunación que constará de dos dosis de vacuna inactivada contra la polio (IPV), conocida como Salk, y tres dosis de vacuna oral bivalente contra la poliomielitis, conocida como Sabin bivalente, acción mundial que permitirá avanzar en la fase final para la erradicación de la poliomielitis a nivel global. Son gratuitas y están disponibles en los Centros de Atención Primaria y Hospital de la provincia.

El nuevo esquema de vacunación contra la polio también consistirá de cinco aplicaciones, la primera dosis de Salk inyectable se aplica a los dos meses; la segunda dosis de Salk a los cuatro meses; luego dos dosis de vacuna Sabin oral bivalente, a los seis meses y entre los 15 y 18 meses respectivamente, para finalmente aplicar un refuerzo de vacuna Sabín oral bivalente al ingreso escolar (5 - 6 años).

Para aquellos niños que hayan iniciado el esquema de vacunación contra la polio antes del cambio, los equipos de salud de los vacunatorios de todo el país informarán a los padres el esquema a seguir para asegurar la protección adecuada contra la poliomielitis.

Cabe señalar que tanto la Salk inyectable (IPV), como la vacuna Sabín oral bivalente (bOPV), son vacunas seguras y eficaces que, utilizadas de manera secuencial, proporcionan la mejor combinación para la protección en las etapas finales de la erradicación de la poliomielitis.

Acerca de la poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad viral, sumamente contagiosa, que afecta principalmente a niños menores de 5 años. Se transmite de persona a persona, a través de los alimentos y agua contaminados, y se multiplica en el intestino, de donde puede invadir el sistema nervioso y causar parálisis en cuestión de horas. Si bien no tiene cura, es prevenible a través de la vacunación.

Los síntomas iniciales de la enfermedad son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros. Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible –generalmente de las piernas–, y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

En el mundo, la incidencia de los casos de poliomielitis se redujo en más de 99,5% desde el lanzamiento de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Poliomielitis en el año 1988.

En Argentina, las nuevas generaciones no tienen recuerdos de esta enfermedad ya que hace más de treinta años que no se registran casos –el último caso autóctono de poliomielitis fue en 1984–. Mientras que en la Región de las Américas fue en 1991, más específicamente en Perú. La certificación de la eliminación de la enfermedad en nuestra región data de 1994. Actualmente, la poliomielitis es endémica solo en Afganistán y Pakistán.

 

Más Provinciales