b_250_160_16777215_00_images_2014_g_20140516_142245_Custom.jpgSe llevó adelante una jornada del Programa Nacional de Formación de Formadores/as contra la discriminación (FDF), organizado por el INADI y la subsecretaría de Educación, donde uno de los conceptos vertidos giró sobre asumir el compromiso de promover y consolidar los derechos humanos en la comunidad educativa.

El encuentro se llevó adelante en el Polideportivo del Colegio Santa María, donde participaron más de 200 docentes y directivos de establecimientos educativos que compartieron las disertaciones de especialistas en la temática vinculadas a los derechos como así también en políticas educativas.

Al iniciar la charla, el delegado nacional del INADI en Misiones, Mariano Antón destacó el equipo interdisciplinario que se ha conformado para trabajar en la prevención de la discriminación. Asimismo señaló que “sigue siendo el docente el que visibiliza los problemas en la escuela y el que pone en conocimiento a los especialistas para que puedan intervenir en la búsqueda de soluciones”.

Por otro lado agradeció la confianza depositada por los educadores a la delegación del INADI y aclaró que “muchas veces hay situaciones donde los docentes buscan ayuda y nosotros podemos ser el nexo para que la puedan encontrar más rápidamente”.

Luego habló el ministro de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología, Luis Jacobo quien valoró el aporte que se realiza desde diferentes instituciones para evitar los hechos violentos que puedan suceder en el sistema educativo, a lo que apuntó que conformar un protocolo de acción permitirá preparar a los educadores para este tipo de situaciones.

En esa misma línea pidió no caer “en la realidad ficticia” que tratan de imponer algunos medios de comunicación que describen a las escuelas como lugares de violencia: “Es mentira que se ha instalado como algo natural, porque en las escuelas se promueve la paz y la resolución de problemas por medio de las palabras”.

“No comparto la criminalización de los adolescentes y jóvenes que se pretende hacer, porque si lo hacemos no vamos a poder afrontar este desafío” agregó y dijo que “ellos son los agentes multiplicadores de los valores que aprendieron en la escuela en la sociedad, por eso hay que generar iniciativas que potencien esos aspectos positivos”.

Planteó también cambiar el abordaje de las temáticas a una mirada positiva y decir que la escuela va por la integración, por la paz, la circulación de la palabra para el entendimiento, por el respeto a los pares, promover la confianza: “De esa manera abordaremos mejor los problemas que no queremos en nuestro sistema educativo”.

“No caigamos en un mundo irreal que está más en lo virtual y no en lo que sucede todos los días, atendamos a los jóvenes para que se sientan bien en la continuidad de sus estudios y les aseguro que nos va a ir mucho mejor”, finalizó el ministro.

Más Provinciales