b_400_0_16777215_00_images_2016_f_3_Custom-11min.jpgEste miércoles, la ministra de Derechos Humanos de Misiones Lilia Tiki Marchesini, recibió a distintos representantes y referentes de organizaciones, fundaciones y grupos, como así también personas particulares que desarrollan actividades en Derechos Humanos.

Los presentes le manifestaron su preocupación ante las acciones emprendidas por el nuevo titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, INADI, Dr.Julián Seniuk que ponen en riesgo las instituciones, y especialmente una tan sensible en lo que se refiere a los grupos vulnerables.

Según dijeron, "es evidente la parcialidad que demuestran sus acciones y esto nos preocupa como ciudadanos, nos preocupa cuando las instituciones se ponen al servicio de los intereses personales y de las malas praxis políticas. El condicionamiento acerca de la revocatoria al dictamen que realizó el INADI y el nuevo dictamen que emitió en relación al caso de la denuncia por violencia de género realizada por la diputada María Losada contra el también diputado Germán Bordón, la vimos reflejada hasta por televisión cuando el mismo Julián Seniuk acompañó al diputado Bordón a la sesión parlamentaria del jueves 23 de junio pasado para la presentación del nuevo dictamen".

Como se recordará, el INADI había dictaminado que hubo conducta discriminatoria y violencia de género, gracias a las pruebas aportadas por la declaración de algunos de los presentes en el momento de producida la agresión. Incluso recientemente el mismo diputado Pegoraro afirmaba públicamente lo sucedido. Sin embargo, Seniuk revocó rápidamente el dictamen mediante una resolución administrativa, con el argumento de que el fallo fue arbitrario.

La ministra escuchó atentamente a los presentes, ante quienes puntualizó que "es importante la puesta en valor de la institucionalidad, objetividad, representatividad y federalización del INADI. Es una institución que debería ser equilibrada y ejemplo de buenas prácticas, más allá de que todos seamos libres de militar para el partido que querramos".

Por su parte, Laura Bronzino, de la Red Federal de la Diversidad, señaló que las organizaciones civiles apoyan el reclamo institucional que se haría por intermedio del Ministerio de Derechos Humanos, con la realización de un petitorio a presentarse en los próximos días, en el que se resumen los puntos básicos tratados en el interior de cada organización, y consensuados con todos los asistentes del encuentro con la ministra Tiki Marchesini.

El abogado Alejandro Lafuente de la Asociación Solidaridad, Trabajo y Progreso, afirmó que el INADI debería garantizar justicia e igualdad y no lo está haciendo, no está cumpliendo con su rol, en algunos casos demora en dictaminar meses y en otros los hace inmediatamente.

Se planteó asimismo la necesidad de realizar una nueva reunión con la presencia del Delegado del INADI, Julián Seniuk, para exponerle todos los reclamos analizados ante la ministra, a fin de que la institución cumpla con su rol de representar y proteger los derechos de las personas vulneradas y no de los intereses partidarios o de otra índole. Es importante fortalecer al INADI y hacer un seguimiento de su gestión para garantizar su buen funcionamiento, sostuvieron.

Con respecto al caso puntual del revocamiento del dictamen concerniente a la denuncia realizada por la diputada María Losada, Laura Bronzino señaló que ni siquiera los funcionarios públicos se salvan de la parcialidad del INADI y se preguntó entonces qué queda para el ciudadano común. Y agregó que con el nuevo gobierno nacional es bastante difícil presentar denuncias ante el INADI.

La ministra Marchesini se comprometió a solicitar una reunión con el Delegado del INADI Misiones. Se emitirá una comunicación desde el Ministerio hacia el Instituto para ponerlo al tanto de la preocupación de la sociedad sobre el funcionamiento de la institución a partir del petitorio que acercarán las distintas organizaciones reunidas.

Estuvieron presentes miembros de la Asociación Civil Solidaridad, Trabajo y Progreso; la Asociación Civil Dignidad, Cooperativa Riveras del Pepirí Guazú; la Red Federal de la Diversidad; la Asamblea de los Pueblos por los Derechos Humanos; la Fundación DIA -Derechos, Igualdad y Accesibilidad (en trámite), la Fundación Tuparendá y otras personas particulares como Mariana Gómez y María José Bilbao, quienes desarrollan actividades culturales ligadas a los Derechos Humanos.

 

Más Provinciales