b_400_0_16777215_00_images_2016_f_fwdotratruchadeoroparaclossdosfabricasmillonarias_Custom-min.jpgContinuando con el monitoreo de la obra pública que está llevando adelante el Bloque del Radicalismo, el Diputado Gustavo González, recorrió dos proyectos millonarios de la era del gobierno Renovador, que quedaron en la nada.

El 1º de Mayo del 2010, en su discurso de apertura de las sesiones de la Cámara de Representantes, Closs dijo “nos encontramos construyendo dos fábricas de almidón de mandioca, una en San Pedro y otra en Puerto Esperanza; pero permítanme una reflexión: tengamos mandioca, plantemos mandioca, que no nos pase como con el maíz y los silos”, expresó el entonces Gobernador.

“Lo cierto es que se realizaron inversiones millonarias, se incentivó a los productores que planten mandioca, se generaron expectativas de fuentes de empleo en toda la región, pero sin embargo los años pasaron y jamás se produjo un solo kilogramo de almidón en ninguna de las dos fábricas”, sostuvo González.

En el caso de la fábrica de ubicada en Gramado, San Pedro, se anunció en su momento como la fábrica de mandioca más grande del país. Una obra de gran impacto social y económico que iba a incluir a unos 400 productores que debían abastecer a la fábrica con 4 mil hectáreas de mandioca.

La obra se realizó en un predio de 20 hectáreas donadas por el Municipio, donde se iba a construir además de la planta industrial, un Centro de Experimentación y Extensión dedicado al cultivo de la mandioca. Se anunció que la planta tendría capacidad para procesar 400 toneladas de raíz y producir 96 toneladas de almidón por día. Pero nada de todo lo que se anunció se concretó.

El caso de la Fábrica de Puerto Esperanza no es distinto al anterior

Allá por el año 2008, se anunció con bombos y platillos la construcción de una fábrica de almidón de mandioca en el paraje 12 de Octubre de Puerto Esperanza.

En las campañas electorales del 2011, 2013 y 2015, tanto el intendente como el gobernador anunciaban que “a fin de año la fábrica se ponía en marcha”. Los colonos se embarcaron a plantar hectáreas de mandioca y muchos vecinos se esperanzaron con una nueva fuente de trabajo, pero, al igual que en San Pedro, hasta el día de hoy nada de eso ocurrió.

El monitoreo nos permite constatar que obras se hicieron en el predio y las máquinas que existentes en el lugar, que se encuentran en proceso de deterioro por falta de instalación y culminación de las tareas, manifestó González.

El Ejecutivo debe rendir cuentas por lo que decidimos solicitar un informe pormenorizado al Ministerio del agro y al IFAI para saber qué sucede con estas obras inconclusas, la inversión final realizada y las acciones pendientes para la puesta en funcionamiento de las dos fábricas, manifestaron desde el Bloque de la UCR.

“Es importante transparentar adónde se destinan los recursos públicos y en estos casos puntuales, que el gobierno explique por qué la obra nunca se terminó de ejecutar, ni se dio inicio a la producción que tantas expectativas generó en los pobladores de la zona”, señaló González.

 

Más Provinciales