La Comisión Directiva del Colegio de Profesionales de Servicio Social de Misiones (Coprossmi), manifestó que ante las difamaciones "malintencionadas" de la licenciada Antonia Husulak, decidieron poner todo en manos de un abogado, y están evaluando iniciar acciones legales por calumnias e injurias, difamaciones, falsas denuncias y por haber presentado planillas con serias irregularidades, rubricadas con su firma.

“Los hechos que suscitaron este accionar se deben a que en abril, la Comisión Directiva del Coprossmi procedió a matricular a un Doctor en Trabajo Social, tal como lo autoriza expresamente el Artículo 4º de la Ley I Nº 53, que establece: Podrán ejercer el Servicio Social, quienes reúnan los requisitos enumerados a continuación y estén inscriptos en la matrícula contemplada en el Artículo14: a) tener título de Asistente Social, Trabajador Social, Licenciado en Trabajo Social o Servicio Social, doctor en Trabajo Social o Servicio Social, expedidos por Universidades Nacionales, Provinciales o Privadas reconocidas, cuyos planes de estudios aseguren una formación teórica práctica que cumplimente la carga horaria mínima que fije el Ministerio de Educación de la Nación, para los planes de estudio de las carreras de grado universitario", expresa la norma.

Según el Estatuto vigente del Colegio, es potestad de la Comisión Directiva, proceder a la matriculación de quienes cumplan con los requisitos establecidos por la Ley y el Estatuto vigente del Colegio.

"No matriculamos a ningún contador"

Los miembros de la dicha comisión, desmienten "rotundamente las denuncias de irregularidades" expresadas por Husulak. Y sostienen que "en nuestro Colegio no se matriculó a ningún contador; tanto en el legajo y la documentación que obra en la institución no existe tal hecho. Sí matriculamos a un Doctor en Trabajo Social tal cual como habilita nuestra Ley". Y así lo indica el dictámen jurídico elaborado por el abogado Roberto León.

Como ejemplo manifestaron que "hay trabajadores sociales que se recibieron de abogados y se matricularon en el Colegio de Abogados; pero a ningún abogado ni a los miembros de la comisión directiva de ese Colegio se les habría ocurrido salir a decir que el Colegio de Abogados matriculó a un Trabajador Social, ya que la persona llevó al Colegio el título habilitante que corresponde, es decir el de abogado. Lo mismo ocurrió en este caso. Nosotros como comisión tenemos la obligación de matricular a quienes cumplan con los requisitos establecidos por las normativas vigentes”.

"Persigue intereses personales y políticos"

Agregan que las falsas denuncias de Husulak, comenzaron dos meses después de la matriculación del doctor Aguero, en el marco de un conflicto que la presidenta del Colegio, doctora Silvana Martínez, en su calidad de docente y consejera directiva de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, mantiene con algunos docentes del Departamento de Trabajo Social y que llevó a la doctora Martínez a pedir sumario administrativo y otras acciones legales para estos docentes.

Sostienen que "ahí comenzó todo este accionar lamentable de Husulak, que como Colegio nos llena de vergüenza ajena. Mientras el resto de la comisión directiva trabaja para el colectivo profesional, la señora Husulak en estos meses solo se ocupó de difamar y utilizar a los colegas que nada tienen que ver en todo este conflicto, ya que Husulak sólo persigue intereses personales y políticos al igual que el grupo de la Facultad que la acompaña”.

Un grupo que perdió dos veces las elecciones

Además, los integrantes de la Comisión Directiva señalan que estas difamaciones se dan en el marco de la campaña electoral de renovación de autoridades del Colegio, ya que el próximo 5 de diciembre se realizarán las elecciones de nuevas autoridades. "Este grupo hace tiempo que quiere el Colegio y ya perdió dos elecciones y evidentemente la difamación, la calumnia y la injurias son las formas que tienen de hacer campaña. Son colegas que jamás se acercaron al colegio para aportar su trabajo en pos de nuestro colectivo profesional. Es más, durante años ni siquiera pagaron la matrícula como lo establece la Ley", afirman.

En agosto, la comisión directiva de Coprossmi envió una carta documento a Husulak, intimándola a que en el término de 48 horas presente las pruebas de las supuestas irregularidades denunciadas por la misma.

"Pero hasta el día de la fecha, la vicepresidenta Husulak no acercó ninguna prueba y ni siquiera contestó la carta documento. Esto se debe a que no puede mostrar tales irregularidades porque no existen", sentenciaron.

Planillas adulteradas

Afirmaron además, que “Husulak presentó en el Colegio una serie de planillas rubricadas con su firma, donde supuestamente los matriculados solicitan asamblea extraordinaria. Sin embargo, la comisión directiva detectó una serie de irregularidades muy graves con relación a dichas planillas que fueron duplicadas a través de fotocopias, y aparecen matriculados que firman más de una planilla, 44 matriculados que no están habilitados por no estar al día con las cuotas, nombres sin firmas, planillas con distintos encabezados, o con afirmaciones falsas, adulteración de números de matrículas (es decir que pertenecen a otra persona y no a quien firma), y más grave aún: matriculados que comunicaron por escrito al Colegio, que No firmaron ninguna planilla".

Respecto a esto, la presidenta del Colegio manifiesta “estamos ante un delito muy grave que no puede quedar impune. Esto muestra que en realidad es parte de una operación política nefasta, ya que están involucrando a matriculados inocentes, dañando la imagen del Colegio y desprestigiando a la profesión. Las planillas y el resto de la documentación correspondiente a este caso ya están en manos de un abogado", manifestó Martínez.

Enumeró dos hechos que dan cuenta de esta operación política: El 7 de julio pasado se hizo la Asamblea Anual Ordinaria, y el 26 de septiembre una Asamblea General Extraordinaria en la que Husulak y los colegas que estuvieron presentes y la acompañan "en esta burda operación, no manifestaron nada respecto a la matriculación del doctor en Trabajo Social, tal como consta en las actas respectivas y rubricadas por los matriculados presentes. Es llamativo que hayan pasado dos asambleas, y no manifestaron nada al respecto, cuando era el ámbito específico para hacerlo y no las redes sociales y los medios de comunicación".

"Ninguna asamblea puede revocar una matrícula"

Los miembros de la Comisión Directiva sostienen además que "si esta señora está tan segura de lo que dice, debería haber recurrido a la Justicia en estos meses, acompañando las pruebas que tenga en su poder. Sin embargo no lo hizo. Manipula denuncias al aire, sabiendo que en un juicio no las podría sostener porque son falsas”.

Destacan que es facultad de la Comisión Directiva otorgar la matrícula a un profesional, o quitarla ante hechos graves debidamente comprobados; pero de ninguna manera una asamblea puede revocar una matrícula, ya que es un derecho adquirido y sólo puede revocarlo un juez. “Si el colectivo profesional no está de acuerdo con el texto de la Ley vigente que autoriza la matriculación de doctores en Trabajo Social, deben impulsar la modificación de la norma”.

Finalmente, la Comisión Directiva de Coprossmi remarca que “sabemos que la mayoría de los colegas son profesionales serios, respetables que ejercen la profesión en condiciones adversas, cumplen con la Ley, y no acompañaron esta lamentable operación política. Los colegas saben de la trayectoria de cada uno y del trabajo que hacemos durante años, no solamente en épocas electorales. No estamos dispuestos a que esta situación quede impune, por eso evaluamos que esta señora responda ante la Justicia Penal como corresponde", concluyen desde el Colegio.

 

Más Provinciales