b_250_160_16777215_00_images_2014_g_mate-sin-t-i_Custom.jpgPor gestión de la diputada nacional Julia Argentina Perié la Honorable Cámara de Diputados de la Nación declaró de interés la campaña "Me gusta el mate sin trabajo infantil" que contribuye a erradicar la explotación laboral en todo el país.

Se trata de una iniciativa que comenzó en Oberá en 2010 por parte de la Asociación "Un Sueño para Misiones", presidida por la militante social Patricia Ocampo, y tenía como principal objetivo erradicar el trabajo infantil en los yerbales ubicados en la provincia de Misiones, pero la campaña se nacionalizó e internacionalizó rápidamente, cosechando decenas de miles de firmas en internet.

El proyecto presentado por Perié y aprobado ayer en Diputados, asegura  que "existen varios estudios realizados sobre estas problemáticas del trabajo infantil en la provincia de Misiones. Uno de ellos lo realizó la Universidad Nacional de Misiones, donde se refleja que los niños y niñas que cosechan la yerba mate muchas veces soportan el trabajo esclavo, viviendas precarias y situaciones familiares de pobreza. Los resultados que arrojaron las investigaciones realizadas por la UNam toman como consecuencia del trabajo esclavo un factor económico y otro cultural", afirma.

En otro de sus párrafos, el texto expresa que "uno de los objetivos de la campaña es realizar un censo para obtener los datos precisos sobre el número de niños y niñas que actualmente son parte de la cosecha de la yerba mate. Otro objetivo relevante de la campaña es crear Mesas Municipales de información para los padres tareferos y sus familias", dice el Proyecto.

También asegura que "teniendo en cuenta que en Misiones se cultiva casi el 60 por ciento de la yerba mate que se exporta al mundo y el 90 por ciento de la que se consume en Argentina debemos revisar y trabajar para evitar que el trabajo infantil de los niños y niñas no pueda ser parte de la producción de la yerba mate. Por otro lado, el 47 por ciento de los niños cosechadores de yerba mate no tienen ninguna cobertura de salud o beneficios, y sus padres o tutores no están registrados en el trabajo formal. Los niños y niñas comienzan a trabajar a edades que van desde los 4 a los 13 años en jornadas que promedian las 10 horas de trabajo con el manejo diario de los agrotóxicos", expresa la Resolución aprobada en Cámara.

Mientras que desde la Asociación Sueño para Misiones comentaron que "cerca de 75 mil hombres, mujeres y niños viven de la cosecha de la yerba con la que preparamos el mate que tomamos todos los días, muchos de los niños que trabajan en la tarefa (cosecha de yerba mate) en Misiones no concurrieron nunca a la escuela", manifestaron.

Perié, por su parte, se manifestó muy contenta de llevar adelante la presentación del proyecto, "esto guarda relación con el acompañamiento del Estado a las iniciativas que surgen desde la sociedad civil", declaró la legisladora.

Más Provinciales