Tal como lo hizo en zafras anteriores, el Instituto Nacional de la Yerba Mate vuelve a financiar las tasas de interés de préstamos para levantar la cosecha; lo que permitirá que este año se destinen $ 200.000.000  (doscientos millones de pesos) en créditos a secaderos para la compra de hoja verde.

La operatoria se lleva adelante a partir de un convenio rubricado por el INYM, el Ministerio del Agro de Misiones, la Dirección General de Rentas de Misiones, el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) y el Banco Macro. En este acuerdo el INYM se compromete a cubrir hasta 18,5 puntos porcentuales de la tasa de interés (TNA) para préstamos a 180 días y de hasta 9,25 puntos cuando se trate de la renovación de estas operaciones. De esta manera, el INYM  destinará alrededor de $20.000.000 (veinte millones de pesos)  de su presupuesto que irá de manera directa a fortalecer el esquema de financiamiento para el sector de la producción yerbatera.

Con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de beneficiarios, el Directorio del INYM incorporó dos condiciones en el convenio. En primer lugar, el INYM reconocerá intereses de préstamos por hasta $ 3.000.000 (tres millones de pesos) por cada secadero y, en segundo lugar, se estableció un tope a la cobertura de los intereses para cada productor, fijando el monto máximo al equivalente del valor de 16.500 kilos de hoja verde. En términos sencillos, el INYM reconocerá hasta $ 100.000 (cien mil pesos) en concepto de intereses por cada colono que figure en el listado presentado por el secadero. De esta manera, se busca que los recursos lleguen a la mayor cantidad de secaderos y, en consecuencia, al mayor número posible de productores. El acceso a esta línea de financiamiento se encuentra abierto a todos los establecimientos de secanza (integrados y no integrados), los que deben cumplir con el requisito de contar con un mínimo de tres años de antigüedad en el Registro de Operadores como “Secadero”.

En el esquema convenido, el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) y la Dirección General de Rentas de Misiones aportan a esta operatoria un fondo de garantía de primeras pérdidas, que solo se activaría en aquellos casos en que el tomador del crédito no devuelva el préstamo una vez finalizado el plazo de seis meses.

Cabe remarcar que, como se mencionó anteriormente, el Banco Macro pone a disposición para esta línea de crédito $ 200.000.000 (que luego recupera con el pago de los créditos por parte de los secaderos), mientras que el INYM destina $ 20.000.000 que no los recupera, ya que se destinan al pago de los intereses de la operatoria crediticia.

Trámites y requisitos

A partir de este acuerdo, quienes deseen acceder al crédito deberán iniciar el trámite ante el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones; el cual posteriormente traslada la documentación al INYM (donde se verifica el registro del secadero), al banco y los demás organismos.

Para solicitar la asistencia financiera el secador debe estar al día con la presentación de las Declaraciones Juradas en el INYM; no poseer multas firmes impagas ni convenios de pago caídos; no tener litigios judiciales en trámite en los que el INYM sea parte y que tengan por objeto cuestiones de carácter patrimonial.

Una vez que obtiene el crédito, podrá gestionar el reconocimiento de los intereses y también  la renovación del préstamo, para lo cual el INYM exige de parte del secador la presentación -en un plazo máximo de 120 días- de una planilla o comprobante de transferencia a las cuentas de los productores.

 

Más Provinciales